Introduciendo la ambientación: Cartas de un Erudito  

Posted by Leyendas de Anthrand in , , ,

Como un blog no es el método más apropiado para mi gusto, ni el más cómodo para presentar la ambientación de una manera clásica, he decidido ir colgando pequeños relatos en forma de cartas y fragmentos del diario de un viajero que está decidido a atravesar el continente de Servinia.

Sus viajes servirán para ir presentando pequeños y grandes detalles de la ambientación y del mundo de juego, y a partir del segundo o tercer relato podreis decidir el destino de este erudito viajero através de vuestros comentarios.

Además es un pequeño experimento que me apetece hacer, veamos que tal funciona, os dejo con la primera carta:


Queridísima y Adorada esposa mía:

Cómo te prometí aquí tienes las primeras líneas de las frecuentes cartas que te escribiré. Aún estoy a bordo del “Nuncahundido”, barco que me sigue pareciendo un extraño ejemplo de pragmatismo y sencillez en los negocios. Dejando a un lado su nada esforzado bautismo, es evidente que el barco no ha sido hundido, y más en estos tiempos sin magia en los que queda fuera de toda capacidad el reflotarlo desde el fondo del mar, el “Nuncahundido” y su tripulación despiertan mi curiosidad. Su barco ha sido construido en los astilleros de Serdia hace tres años, es un barco robusto con una gran bodega, es algo más pequeño que los navíos mercantes en los que suelo viajar, y su tripulación mucho más estimulante y pintoresca para un estudioso de las culturas como yo. Un gran mástil central sujeta dos grandes velas cuadradas que impulsan la proa sin mascarón a través de las aguas. La nave es rápida sin duda, y parece tener prisa en llegar a su destino.


El capitán, un timareño de fuerte acento y que junta siete dedos entre sus dos manos, me ha confiado que aunque les sale muy rentable el transportarme hasta Balarëna, pues mi mecenas el señor Macine ha pagado sustanciosamente, la verdadera razón de que no me corte el cuello y me eche al mar, estas son sus palabras literales, pero no te asustes querida pues es una típica muestra de humor marinero, en fin, que la verdadera razón es que siempre ha querido pasar a la posteridad y cree que un testigo de sus hazañas que pueda dar fe de lo ocurrido le daría la reputación que merece. Yo he aceptado encantado, y aunque le he dicho que yo no entiendo mucho de las transacciones comerciales típicas de un mercader, él ha sonreído quitándole importancia.

Aunque he pasado la mayor parte de estos dos primeros días de travesía asomado a la baranda de cubierta, creo que ya he acostumbrado a mi estómago a vaciarse de manera regular a primera hora, ahorrándome los inconvenientes de interrumpir mi trabajo cada vez por tres debido a las nauseas. Aunque intento establecer conversaciones con los marineros, la mayoría son reacios a contestarme, aunque no sé si sus rudos modales son debido al duro trabajo de la mar o a que no entienden ninguna de las cinco lenguas que domino. Sin embargo, he encontrado en Horn, un marinero originario de Servínia, un importante filón de información. Interesado sobre su procedencia, pues ya sabes que dirijo mi destino a documentar la adaptación de las naciones de Servinia a la desaparición de los Dioses, le pregunto por su nacionalidad y sus orígenes. Él sonríe con un gruñido desde su descomunal altura, mientras tensa con sus enormes brazos una de las cuerdas que salen del bauprés y que desconozco para qué sirven. Durkania, y no te contaré nada más de mí. Eso es todo lo que me dijo de él, pero me contó numerosas cosas que me serían muy útiles al llegar a las costas de Gal-Vilioran y comenzar a recorrer Servinia.

Despido aquí mi carta, pues he oído gritar al vigía que se acerca un barco, y no sé qué ocurrirá pues toda la tripulación se ha puesto en movimiento, y oigo grandes ruidos de alegría mientras noto como aumentamos la velocidad. Mañana te escribiré contándote lo ocurrido y hablándote sobre Horn.


Te envío mi amor en este sobre lacrado,


Con emoción Garibaldi Fortescrite

This entry was posted on sábado, 26 de septiembre de 2009 at sábado, septiembre 26, 2009 and is filed under , , , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

1 comentarios

Anónimo  

sencillamente, chapó

dainas

26 de octubre de 2009, 12:49

Publicar un comentario en la entrada

http://www.wikio.es